La Navidad, producto del marketing

En Marketing Profs han hecho un repaso del camino que han seguido las fiestas navideñas hasta convertirse en lo que son. Y es que hasta el día, el 25 de diciembre, no corresponde realmente con la fecha del nacimiento de Jesús (que se supone que es lo que se celebra), sino que fue impuesta por la iglesia como estrategia para acabar con fiestas paganas en el siglo IV.

El verdadero nombre de Santa Claus es San Nicolás, santo celebrado en Alemania el 6 de diciembre. En alemán, San Nicolás es Sint Nikolass, y los niños comenzaron a llamarle Sinterklaass, pero para popularizarlo y que fuera más fácil pronunciarlo le cambiaron el nombre a Santa Claus.

Lo de los árboles se hizo popular en 1851, cuando un granjero llevó un lote de ellos a Nueva York para venderlos porque a él le sobraban en su granja. Y una de las canciones más populares de estas épocas, “Rodolfo el reno”, es un poema creado en 1939 por el dueño de una tienda que quería atraer clientes.

La imagen de Santa Claus se la debemos al famoso caricaturista Thomas Nast, que ilustró un poema de Clement Moore para la revista Harper’s, transformando la imagen del santo (de origen turco por cierto) en el regordete que conocemos hoy. El color rojo de su traje, como muchos ya sabréis, se lo debemos a Coca-Cola, que en 1931 decide incorporar la imagen de Papá Noel a sus campañas navideñas.

vía: http://etc.territoriocreativo.es/